viernes, 29 de julio de 2016

Un refresco sonriente

A mi gemela escritora le ha cautivado mi sobrino. Ella, que es la única que ha leído el borrador del libro, dice que ha sido un gran descubrimiento y tiene ganas de conocerlo. En ciertos aspectos me recuerda mucho a mí, a lo que fui, y me apasiona imaginar el camino que va a recorrer y cómo la vida le hará ver lo que verdaderamente es importante.

Precisamente ayer me escribió un mensaje, cosa que me sorprendió, la verdad, porque suele ser muy independiente, pero ayer me escribió para decirme qué tal le están yendo sus vacaciones. Ha sido recordar las anécdotas vividas con él durante mi proceso, y de repente la vida hace que nos hayamos puesto en contacto. Y mientras se producía la conversación, me envió este regalo:


Sí, la foto de un refresco sonriente. Es un guiño que nos está haciendo la vida para decirnos que todo irá bien.

jueves, 28 de julio de 2016

¿Continúo?

Si cavas corres el riesgo de que salgan cosas inesperadas. Tal vez emociones no expresadas, quizás miedos profundos que subyacen en las capas más alejadas. Y de eso se trata, de ir levantando capas como si de una cebolla se tratara. Ya lo dijo Carl Jung: “Hasta que lo inconsciente no se haga consciente, el subconsciente seguirá dirigiendo tu vida y tú lo llamarás destino”.


Y ahora qué, ¿continúo? Sí, voy a continuar. Dicen que una vez que he tirado del hilo será inevitable deshacer la madeja…

martes, 26 de julio de 2016

El árbol de la comprensión

Levantarme de madrugada y ponerme a leer el libro me está recordando a mi época de estudiante, cuando me despertaba muy temprano para dar un último repaso a la lección. Y es que así estoy, optimizando el tiempo disponible para entregar en el plazo marcado el libro a la correctora. ¡Vamos allá! De momento estoy cargado de energía y me sigue alimentando el motor de la motivación.


Y este árbol me llevó a la comprensión. Mientras estuve apoyado sobre su tronco, me trasladé a momentos pasados en los que yo ignoraba mi sentir. Compasión, esa es la palabra. Espejos en los que me reflejo o me reflejaba…

lunes, 25 de julio de 2016

Uno de los lugares más emocionantes

Me encantó que describieran el aeropuerto como uno de los lugares más emocionantes. En él confluyen las llegadas y salidas y cada uno lo vive a su manera. Alegrías por el recibimiento o tristezas por la despedida; llantos por el reencuentro o exaltación por la partida. Sea lo que sea, mueve un sentimiento puro, espontáneo, y tal vez por eso siempre me he sentido como un pez en el agua cuando estoy en un aeropuerto.



El viernes llegué con ganas de darnos valor y ayer regresé custodiando un gran tesoro en mi mochila, el libro, que se convertirá en mi máxima prioridad durante esta semana. También me despedí, me despedí de una antigua versión, quizás, porque cada día que pasa vamos dejando atrás una vieja copia de nosotros mismos. Al avión subió otro distinto, con más comprensión…

viernes, 22 de julio de 2016

¿Estilo mariposa?

Ayer parecíamos orugas en el agua intentando nadar como mariposas, pero aún nos quedan unos cuantos días en el capullo para salir totalmente reforzados. Tiempo al tiempo. Eso sí, nadie puede decir que no lo intentamos.

Y hablando de mariposas, además de que no suelo encontrarme con ellas, lo que sí me cuesta es sacarles una foto cuando están posadas en alguna planta porque casi siempre las veo revoloteando. Trato de correr detrás de ellas, pero normalmente se van cuando me acerco. Hasta que me he dado cuenta de un secreto: el secreto no es correr detrás de las mariposas, es cuidar el jardín para que ellas vengan hacia ti. Pues eso, a cuidar mi jardín.


Y hoy no cogeré una mariposa, sino un pájaro de acero, porque doy un nuevo paso para conseguir que el libro se haga realidad. Bien mirado, es como si se estuviera gestando en el capullo esperando pacientemente hasta que sus alas estén formadas. Y después sólo quedará volar…

jueves, 21 de julio de 2016

Cuando das se multiplica

Hacía muchos años que no iba al cine un miércoles, día del espectador y con la sala abarrotada de gente. Además de que fui en buena compañía, la película “Antes de ti” me dejó un estupendo sabor de boca por la sabiduría que desprendía el guión. No se trataba de la típica peli con final romanticón, sino que brilló la coherencia del protagonista hasta el final de la cinta.


Me quedo con muchos mensajes, como que no podemos ayudar a quien no se quiere ayudar a sí mismo, o que no hay que intentar cambiar a las personas, sino amarlas tal cual son. También me encandiló que me recuerden lo importante de la espontaneidad y expresar lo que somos sin más, lo que provocó que se me humedecieran los ojos pero, sobre todo, la conclusión que me llevo es que cuando das se multiplica. Sí, cuando entregas todo sin esperar nada a cambio, el universo te lo devuelve con creces…

miércoles, 20 de julio de 2016

La respuesta está en el interior

El otro día le dije a una amiga: ¿Te acuerdas cuando te pregunté si lo que estaba viviendo era una relación tóxica? Ahora no me hace falta preguntarte, ahora lo sé con certeza. Y es que en lugar de preguntarme a mí mismo y madurar la respuesta, lo que hacía era preguntar en el exterior, pidiendo que me ayudaran a comprender la situación, pero en el exterior no se encuentra la respuesta sino que ésta espera dentro de ti, pacientemente, hasta que te permitas escuchar y sentir.


Y si sigues escuchando tu sentir, sabrás en qué dirección ir…

martes, 19 de julio de 2016

Cavando...

Cavando, sigo cavando en mi interior con el fin de crear un terreno fértil para la vida, por eso me pongo manos a la obra y asumo el compromiso de mirar hacia dentro, soltando la queja y el rol de víctima, porque no hay nada en la naturaleza que se esté quejando ahora.


Me pongo a nadar y miro el fondo del mar, llego a la orilla y me pongo a cavar. Introspección, reflexión sobre las últimas acciones emprendidas en mi vida. Tal vez encuentre emociones enquistadas que subyacen en el más profundo de mi inconsciente o tal vez sólo me sirva para recordar dónde estaba y dónde estoy, un cambio radical que me está aportando mucha paz y tranquilidad…

lunes, 18 de julio de 2016

Es último quien no lo intenta

Fue diferente, más calmado, esperando pacientemente la cuenta atrás para meterme en el agua y empezar a nadar. Y nadé, nadé como sé hacerlo, nadando, aunque sea a trancas y barrancas pero con la vista al frente mirando la meta, esa meta que trato de no perder de vista porque allí mi gente me espera, porque hoy vinieron muchísimos a verme, a celebrar conmigo que he logrado realizar esta segunda travesía. Gracias, de verdad, porque los ánimos me llegan y, aunque algunos me dicen que no hace falta animarme porque yo mismo lo hago, los ánimos de los demás también suman, vaya que sí suman. Así de tranquilo salí y así de contento llegué...


video


video

Y lo pude hacer en un tiempo récord para mí, 1500 metros en menos de treinta minutos. A pesar de ello, llegué el último de mi categoría pero, como bien escuché decir a alguien tras finalizar la prueba, es último quien no lo intenta. Además, el dicho dice que los últimos serán los primeros :-)


viernes, 15 de julio de 2016

Éxito = Talento x Esfuerzo

Hoy me quedo con la fórmula del éxito: Éxito = Talento x Esfuerzo. Hace unos meses, un amigo hizo una ponencia en un colegio, contándoles a los alumnos que el éxito era producto del talento por esfuerzo, y que si en talento teníamos un 10 pero en esfuerzo un 0, el éxito iba a ser 0 porque cualquier número multiplicado por 0 es 0, cosa que no sabían la mayoría…


Y también me quedo con otra práctica para seguir descubriendo y aprendiendo, porque mi intención es sanar todo aquello que aún siento que debo sanar. Por lo pronto, hoy solté un grito inesperado mientras permanecía tumbado. Vaya, pues sí que puede resultar muy interesante. Y este fin de semana, otra travesía más… 

miércoles, 13 de julio de 2016

La lista nunca acaba

Esta es la tercera semana que combino la natación con el gimnasio y las agujetas no han dejado de aparecer, las agujetas y la risa, porque también me da risa no poder con las máquinas de ejercicios. Aún quitándole todo el peso extra, hacer una serie se me hace interminable y acabo agotado, sudando por todos los poros de mi piel.


Eso sí, la experiencia está resultando un tanto diferente de otras ocasiones pasadas en las que intenté ir a un gimnasio, y es que voy a mi bola, con el único fin de hacer un poco de ejercicio para reforzar piernas y brazos. Por poco que haga, bien hecho estará. Además, tengo un buen equipo apoyándome, tanto mi compi que me motiva a ir sumando cada día un poquito más con el fin de llegar mejor preparado, como los monitores que me siguen asesorando. A todos ellos gracias. Y como dice mi buen compañero, después de este reto ya se encargará de proponerme un reto mayor, lo que me recuerda a aquello que me dijo Pepa una vez, que hace una lista con 10 cosas que quiere lograr, pero que según las va consiguiendo, sigue llenando la lista con nuevos retos a alcanzar. La lista nunca acaba. Siempre motivándome…

martes, 12 de julio de 2016

El dinero para otra cosa

Un toque ínfimo pero suficiente para desencajar el espejo del retrovisor, lo que hizo que fuera a preguntar por una solución. Al final debía cambiar la pieza y en total iban a ser casi 200 euros. Anda, un gasto extra que se me presenta, me reí sin más, pero lo haré porque con la vista limitada no me voy a quedar…


Y de repente me llama una amiga, que hacía tiempo que no lo hacía, le comento dónde estaba y qué estaba haciendo, pidiendo cita para cambiar el retrovisor, y entonces me dice que no lo haga, que su marido seguro que me lo arreglaba. Al final, en un tiempo récord y con una navaja, encajó la pieza y no me costó nada. Y lo más llamativo fue que mi amiga me dijera que ese dinero lo guardara para el libro. Toma ya, casi ni le había contado nada del libro, pero es como si la vida se encargara de reunir ese dinero para el fin que estoy persiguiendo. Gracias…

lunes, 11 de julio de 2016

Cambiar de dirección

Mejor otro día, pensé, porque prefería llegar a casa y descansar, pero cuando crees que vas a hacer eso, haces todo lo contrario. Basta con una llamada para cambiar de dirección y poner rumbo hacia otro lugar. Es que ni lo piensas, sale un sí desde dentro y observas cómo tus manos giran el volante. Lo curioso es que cuando llego, se me quita el cansancio y sonrío entusiasmado por lo que me voy a encontrar. Si lo hago de forma natural y sin esfuerzo, ¿será que esta es la función que me ha tocado desempeñar para aportar?


Y ayer también llegué a ese rincón favorito, donde la playa aparentemente acaba…

viernes, 8 de julio de 2016

Frase de bienvenida

Ahora, cada vez que entro a casa, leo la nueva frase de bienvenida que adorna la puerta: la vida es lo que tú quieras hacer con ella…


Ayer solté un suspiro y dije menuda responsabilidad, pero de eso se trata, de responder con habilidad a las situaciones o cuestiones que te plantee la vida. No dependerá del vecino ni de un familiar, sino de ti mismo. Asumo la total responsabilidad de crear la vida que quiera.

jueves, 7 de julio de 2016

Los tres tipos de asuntos

En la vida hay tres tipos de asuntos: los asuntos propios, los asuntos de los demás y los asuntos de la vida. Sería interesante que nos dedicáramos a nuestros asuntos, a vivir la vida intensamente y en paz, en lugar de estar metiéndonos en los asuntos de los demás. Tú dedícate a lo tuyo, los demás que se dediquen a la suyo y la vida hará el resto.


Si te dedicas a tu asunto, descubriendo cuál puede ser tu propósito de vida, estarás en paz. Si te dedicas a los asuntos de los demás, intentando que cambien, acabarás agotado además de enfermo, porque enfermamos cuando anteponemos los asuntos de los demás a los nuestros propios. Insisto una vez más: tú dedícate a lo tuyo, los demás que se dediquen a lo suyo y la vida hará el resto, que esa sí que verdaderamente sabe…

miércoles, 6 de julio de 2016

Un copiloto fugaz

Les iba a contar que desde hacía un par de días estaba compartiendo el coche con un copiloto peculiar, que siempre estaba sonriendo y que me contagiaba con su buen humor y positividad. Tanto me gustaba, que hasta se lo presentaba a quienes pasaban por el coche.


Y les iba a decir que iba a disfrutar de su compañía hasta que se marchara, que no hay que aferrarse a las cosas porque todo es impermanencia. Tanto es así, que ayer por la tarde se le fue el aire. Pensé que duraría un par de días más, pero fue un copiloto fugaz, muy fugaz. Fue bonito mientras duró…

martes, 5 de julio de 2016

La cara de la satisfacción

En lugar de quedar con amigos para fomentar el deporte nacional, que es la crítica y la queja, a mí me gusta quedar para compartir proyectos y propósitos de vida con personas que están en la misma sintonía, que te animen a conseguirlo o que te aconsejen para lograr eso que quieres lograr. Cuando terminamos de hablar, acabas con cara de satisfacción y energías renovadas.


Y así es como titularon esta foto que ayer me enviaron: la cara de la satisfacción. Quien me viera pensará que he ganado la carrera, pero nada más lejos de la realidad porque quedé el 54 de 69 participantes, aunque sí me quedé con cara de satisfacción por haber logrado aquello que me propuse alcanzar. Y encima me dieron una medalla, que ni me la esperaba. Gracias Jeziel por tan linda imagen que me trae buenos recuerdos.

lunes, 4 de julio de 2016

Carta a una amiga

Y esta es la carta que escribí a una amiga: 

Querida mía,

Las letras me salvaron la vida, ahora lo sé con toda certeza. Cuando el huracán se plantó ante mí me dejó desnudo ante la adversidad, pero con las letras me volví a vestir, tejiendo una sanación que poco a poco fue cubriendo mi corazón. Llegaron y me abrazaron, eso hicieron las letras para ayudarme a encontrar la luz en medio de la oscuridad, para arrancar el miedo y plantar esperanza, porque esperanza era lo que transmitían los textos que escribía, esperanza y deseos de vivir la vida. Y de repente te encontré en el camino y lo supe con certeza, las letras me salvaron la vida. De repente te escuché y mi corazón comenzó a palpitar fuertemente de alegría, porque se sentía reflejado con lo que decías, con esa pasión que te caracteriza, con ese entusiasmo que desprendes porque estás cumpliendo con tu propósito en la vida, hacer llegar a la gente el poder de la lectura y escritura, tu balsa salvavidas, esa balsa en la que yo también estaba sin saber que estaba, porque simplemente escribía. Ahora lo sé con certeza, escribir fue mi balsa salvavidas. Gracias, de todo corazón, por haberte encontrado en este camino que se llama vida, querida mía. Y no hace falta que te dé más pistas porque desde el instante cero habrás sabido quién te escribía. Algo habrá resonado en tu corazón y sonreirás conmigo al reconocernos en que las letras pueden salvar vidas.

Eternamente agradecido,

Un anónimo que ama la vida.


viernes, 1 de julio de 2016

Procrastinación

En el evento del domingo aprendí una nueva palabra, procrastinación, cuyo significado es el que sigue:

"La procrastinación (del latín procrastinare: pro, adelante, y crastinus, referente al futuro), postergación o posposición es la acción o hábito de retrasar actividades o situaciones que deben atenderse, sustituyéndolas por otras situaciones más irrelevantes o agradables".


Y en el Diccionario de la Real Academia Española se define procrastinar como diferir o aplazar. Pues me da la sensación de que yo no estoy procrastinando, al menos en lo que al libro se refiere, porque estoy trabajando con entusiasmo para que próximamente salga a la luz.

Y este domingo, una cosa más para contribuir a ese nacimiento. Sin dejar para más tarde lo que pueda hacer ahora...