jueves, 24 de mayo de 2018

Encuentros inesperados...


Y dijeron que la vida se podía resumir en «encuentros inesperados en un camino incierto». Entonces mis ojos brillaron y me propuse compartir esa frase que caló en lo más profundo de mi corazón, esas frases que escuchas y que no sabes por qué, pero sientes que no deben morir en ti, sino perpetuar el mensaje. La incertidumbre siempre presente, tan necesaria para que la magia haga de las suyas...



domingo, 20 de mayo de 2018

Chiribitas

Sus manos se paseaban por las teclas, las acariciaba sin importarle si eran blancas o negras, todas eran necesarias para que la melodía sonara perfecta... Una delicia verle tocar, pero lo es aún más cerrar los ojos y viajar a donde su música te quiera llevar... Y digo bien, su música, porque cuando acabó el repertorio clásico nos deleitó con sus composiciones, eso único que lo diferencia del resto y que nadie jamás podrá imitar... Chiribitas fue una explosión de alegría, una celebración de la vida, que te invita a levantarte y bailar, gritar que estás vivo... Lo lleva dentro, se conecta con eso que lleva dentro y el piano es su instrumento para expresar todo lo que guarda en su interior, que permanece intacto en lo más recóndito de su corazón, un orgasmo de sensaciones, sensaciones que transmitía con sus manos, su boca, su nariz, su pelo, su mirada... todo su cuerpo bailaba al ritmo de las notas que creaba y con las que hablaba, regalándonos un diálogo íntimo entre el músico y el instrumento, un binomio perfecto. Bravo, Ernesto...




jueves, 17 de mayo de 2018

¿De verdad quiere eso?


Nunca sabe nada, maldita sea que a veces quiere saber más de lo que sabe, controlar lo incontrolable y revolcarse en la seguridad que únicamente le llevará a la mediocridad. ¿De verdad quiere eso? Maldita sea, basta ya, deja de querer cosas que sabes que no te saciarán… Acuno al que quiere saber más, lo cobijo entre mis brazos y calmo su ansiedad… Su vida se ha convertido en eso, pura incertidumbre y solo le queda aferrarse al corazón que le susurra los siguientes pasos a dar, sin saber qué le esperará, pero debe confiar…



martes, 15 de mayo de 2018

Infinitamente, gracias...


Agradecer hasta el infinito la oportunidad de compartir con los más pequeños, observar la curiosidad en sus caras, la sorpresa cuando se les habla con claridad y sin ocultar nada. Me quité la máscara hace tiempo, los trato como a un igual, les hablo sobre mi verdad, la vida, las teclas blancas y negras, nos fundimos en uno y les convierto en partícipes y cómplices de los errores que me han llevado a aprender, los aciertos que me han llevado a renacer, los miedos que atrás quedaron y los que aún siguen en mi interior y cómo trato de liberarme de ellos, las inquietudes que me sacuden por dentro... Les hablo de todo, no me guardo nada, que lo que a mí me ha ayudado les pueda ayudar a ellos en el camino que recién están comenzando… Una experiencia que no se paga con dinero. Infinitamente, gracias…



viernes, 11 de mayo de 2018

La vida me invita a volar...


Y volar, la vida me invita a volar… Con los pies en la tierra, soy más terrenal, me alimento de experiencias que me ayudan a despertar, a conocerme más. No hay errores, son lecciones con las que aprendo a seguir danzando por este camino sin tener muy claro el destino y sin prisas por llegar al final. Ya habrá tiempo de que otros celebren mi funeral... Me siguen llegando regalos, la vida me invita a volar, me recuerda que no deje de soñar y que disfrute de aventuras nuevas, aligerar la mochila para elevarme al cielo y seguir compartiendo vida, aire y tierra, equilibrio natural...



miércoles, 9 de mayo de 2018

¿Y lo que nos hemos reído?


Amigos que desde que se vieron por primera vez se reconocieron como hermanos, gemelos del alma. Y sentados el uno junto al otro, cogidos de la mano, contemplaban la puesta de sol, su ritual desde que decidieron unir sus caminos y estar juntos para compartir la recta final de sus vidas. Ayer volvieron a hacerlo bajo el aroma a hoja marchita y el fresco otoñal, lo que les hizo proteger sus gargantas con un suave fular de seda, color malva para ella, color verde para él, esperanza, que compró en La India la última vez que fue. Su pasión seguía siendo viajar… Y tomando un té con sabor a jazmín y menta marroquí, volvieron a brindarse un momento inolvidable. «Amiga, ¿sabes de qué me he dado cuenta? Acabo de descubrir otro miedo escondido», le dijo él sorprendido. «Amigo mío, llevas noventa años con lo mismo, sacando de dentro y conociéndote a ti mismo», le respondió ella entre risas. «¿Y lo que nos hemos reído? Quizás por eso seguimos vivos», reflexionó él en voz alta. Y rieron, siguieron riéndose de ellos mismos, recordando las anécdotas vividas, sin prisas, sin ningún reloj salvo el de la luna que les daba la bienvenida…



lunes, 7 de mayo de 2018

Luces y sombras


Me esforzaba por avivar el fuego para que la luz no cesara y así seguir construyendo mi fachada, la que había moldeado y quería mostrar para ser aceptado por la sociedad. Ese era yo, mi yo consciente, viviendo en la luz… Hasta que la llama se apagó y quedé inmerso en la oscuridad, apareciendo la otra porción que habita en mí… «¿Qué es esto?», me pregunté. Esa parte de ti que no quieres ver, la que has enterrado en los confines de la tierra para no ser rechazado, aquello de lo que reniegas por juzgarlo como malo… Ese también soy yo, puro inconsciente, soy inconsciente... Mi barriga se agrieta, un nudo me aprieta, ya no sé quién soy o me abrumo por todo lo que soy, no sé hacia dónde voy o me da miedo hacia dónde voy, pero mi corazón me lleva a seguir navegando por estos mares de inconsciencia donde la luz brilla por su ausencia y las sombras se rebelan dándome respuestas…