sábado, 24 de marzo de 2018

Renacer

En mis últimas salidas siempre he repetido el mismo ritual: cuando el avión está cogiendo velocidad para despegar, cierro los ojos y me digo internamente que el que regrese a Lanzarote sea diferente del que se va, que estoy abierto a todas las experiencias que el nuevo viaje me pueda aportar...

Y también me han enseñado que cuando tome decisiones escuche a mi corazón; si se contrae, no es la decisión acertada, si siento paz y se expande, es lo que debo hacer... Y por eso he decidido parar, tomarme unas vacaciones indefinidas pero con la intención de regresar, eso es lo que quiero plasmar con mis palabras, aunque la vida es la única que sabe lo que verdaderamente pasará...

Y me despido con algo que desde siempre he querido hacer, pues con las letras que forman la palabra "cáncer" se puede crear una palabra tan esperanzadora como "renacer". Lindo final...



 

jueves, 22 de marzo de 2018

I'm not free at all

I confess, I'm not free at all. I have realised I worry too much about what others would feel if I express what I feel. As if a cord of guilt ties me and would not let me fly. Do birds feel guilty because they can fly higher than chickens? Do dolphins feel bad because they can go faster than turtles? Guilt is not natural, it is just something that humans feel to anchor themselves to an invented suffering. So, do I shut up or talk? I talk, if I would do the opposite, the fear would stay. I talk, I sit down in front of the other and I begin to talk with honesty. And I do not see him as an enemy, but as a friend I can help. I see him as a part of me that also needs healing. And maybe stories are closed or the door is left open to continue... I begin to cut the cord that separates me from total freedom by being humble and recognizing my miseries. This is always the first step...

 

No soy libre del todo...

Lo confieso, no soy libre del todo, me he dado cuenta de que me preocupa demasiado cómo se puedan sentir los demás si expreso lo que siento, como si un hilo de culpabilidad me amarrara y no me dejara volar. ¿Acaso los pájaros se sienten culpables porque pueden volar más alto que las gallinas? ¿Acaso los delfines se sienten mal porque pueden ir más rápido que las tortugas? La culpabilidad no es natural, es solo algo que sienten los humanos para anclarse a un sufrimiento inventado. Entonces, ¿callo o hablo? Hablo, el miedo hay que atravesarlo haciendo justo lo contrario. Hablo, me siento frente al otro y hablo, me vacío de honestidad, y no lo veo como un enemigo sino como un amigo al que ayudar, una parte de mí que también necesita sanar, se cierran historias o se deja la puerta abierta para continuar... Empiezo a cortar el hilo que me separa de la libertad total siendo humilde y reconociendo mis miserias, ese siempre es el primer paso...

miércoles, 21 de marzo de 2018

In this world...

Sometimes I would like to disappear in hugs and forget this world, especially when the days are so cold and you feel like being snuggled up feeling the warmth. And it's great enjoying these moments, but not pretending they are eternal, because in this world you will find out your lights and shadows, your strengths and weaknesses... In this world you will be able to get to know yourself. It is the perfect playground that will allow you to play and explore... And I know I didn't come here to lock myself up and use my insecurities as an excuse. I have come here to heal, close old episodes and begin reading new books. But how delicious are these hugs...

martes, 20 de marzo de 2018

En el mundo...

A veces me gustaría desaparecer entre los abrazos de la gente y olvidarme del mundo, sobre todo cuando los días son tan fríos y te apetece estar acurrucado sintiendo el calorcito, y está bien disfrutar de esos momentos pero no pretender que sean eternos, pues es en el mundo donde descubrirás tus luces, tus sombras, tus virtudes, tus miedos... es en el mundo donde podrás conocerte a ti mismo, el patio de recreo que te permitirá jugar y explorar... Y sé que no he venido aquí para estar encerrado y excusarme en mis inseguridades, he venido a sanar, a cerrar capítulos y comenzar a leer nuevos libros... Pero qué ricos son también esos abracitos...

 

viernes, 16 de marzo de 2018

¿Con qué me quedo?


Renuncio a la culpa, esa me la anoto bien, pues tengo derecho a ser libre. Todo fue perfecto tal y como sucedió, así que no hay que remover las cosas pasadas. Renuncio a la lucha, pues no quiero hacer las cosas desde el esfuerzo, la exigencia o el sacrificio. ¡Qué maravilloso es poder hacer aquello que amas! Y renuncio a tomarme las cosas personalmente, lo que digan los demás es una mera opinión… Y después de tres días con tantas renuncias me quedo vacío, ligero, he plasmado mi intención por escrito pero ahora toca llevarlo a la práctica. Si logro desprenderme de todo eso, ¿con qué me quedo? Con lo verdaderamente importante…



jueves, 15 de marzo de 2018

¿A qué más renuncio?


Sigo con las renuncias, pues me gusta acabar lo que empiezo. ¿A qué más renuncio? A intentar cambiar a los demás, porque a veces nos esforzamos en modificar el comportamiento de otros para nosotros permanecer exactamente igual, pero si quieres cambiar el mundo, el cambio debe empezar en ti. Y entonces te animo a que también renuncies al control, pues pasará lo que tenga que pasar y no lo que a ti te gustaría que pasara. ¿Por qué somos tan arrogantes y queremos saber más que la vida? Ella nos dará lo que necesitemos en cada momento, así que vamos a confiar. Renuncio también al autoengaño, sí, a quitarme la venda de los ojos para mirar con honestidad y saber en qué punto me encuentro, no confundir felicidad con migajas de felicidad, ese es el primer paso para decidir el camino correcto. También renuncio a la necesidad de ser especial, no te creas especial ni pretendas que los demás te hagan sentir especial, más que especial eres único y tienes algo que aportar en este mundo. Y suelta el apego, renuncia al apego, pues creer que dependes de algo o alguien para ser feliz es la mayor causa de sufrimiento. Y por hoy ya basta, son demasiadas renuncias y no sé si podré con tantas…