jueves, 30 de junio de 2016

Me encanta la sensación...

Me encanta la sensación de escribir el libro, un proceso que se va cociendo a fuego lento y que estoy disfrutando como un niño, como aquel niño que se comía su helado a bocados en la playa de Melenara, en Gran Canaria, sin importarle que se manchara y recogiendo los trozos que se le caían al suelo para llevárselos otra vez a la boca. No lo chupaba, lo masticaba. Así me siento, saboreando todos los detalles y encajando cada una de las partes, entusiasmado con cada paso que doy para llegar al resultado.


Me encanta la sensación que tengo al realizar este proyecto y sacar mi talento, porque todos tenemos un talento, algo que nos apasiona, que hacemos de forma natural y sin esfuerzo…

miércoles, 29 de junio de 2016

¡100.000 visitas!

Siempre digo que nunca me olvidaré de la fecha en que estrené el blog, un 24 de septiembre de 2012, pero no sé cuándo será la última vez que escriba. Ayer entré y vi que había superado las 100.000 visitas y el corazón se me llenó de agradecimiento, pero no por el hecho de conseguir ese número de visitas, sino porque recordé lo que la gente me traslada cuando lee lo que escribo: esperanza, optimismo, fuerza, luz…


Esa luz es la que quiero seguir manteniendo, que no se apague la llama que llevo dentro, y sé que las letras son un buen mechero para expresar aquello que siento y avivar el fuego, mi fuego interno. Y gracias a ti por visitarlo y, lo más importante, compartir conmigo lo que lees, cómo te sientes al leer aquello que yo también leo, cómo nos reconocemos con la escritura sin necesidad de vernos. Aquello que doy sin ningún esfuerzo lo recibo multiplicado y mi corazón sonríe regocijado.


Y hoy también me acuerdo especialmente de la persona que me creó el blog. Fue tanto lo que aprendí a tu lado que sin esa enseñanza no estaría aquí, así. Infinitas gracias…

martes, 28 de junio de 2016

A la tercera fue la vencida

Hoy voy a dedicar esta entrada a Yelena, una amiga valiente que quiso enfrentarse a aquello que más temía, y por eso me decidí a hacerlo con ella, porque sus miedos son mis miedos y yo no quiero miedos que empañen mi vida, así que nos decidimos a ser los primeros, con voluntad de hierro para doblar la vara de hierro. Pero no pudimos, el primer intento fue totalmente fallido. Fallaba la posición y le faltaba convicción. Volvimos a intentarlo y esta vez estuvimos a punto de conseguirlo, pero se paró y dejó de dar el último paso que supondría la consecución. Es que daba mucho miedo, la presión sobre la garganta era brutal y temíamos por nuestra seguridad.

Pero la vida nos regaló una tercera oportunidad, un último intento que hicimos al final, cuando todos los compañeros ya habían realizado con éxito la prueba. Céntrate en mis ojos y olvídate de todo lo demás, le decía. Si no llegamos a abrazarnos no conseguiremos aquello que tanto ansiamos. No tenemos nada que perder, pero sí mucho que ganar, ganar nuestra libertad. Y sí, a la tercera fue la vencida…

video

Gracias Yelena, gracias por regalarnos esa última oportunidad. Juntos vencimos los miedos y lo recordaremos toda la vida.


lunes, 27 de junio de 2016

¿Y quién dijo miedo?

Quería que tuvieran la oportunidad de experimentar aquello que a mí me ayudó tanto, por eso no me cansé ni me cansaré nunca de promocionar el evento de Firewalking, porque romper límites, vencer miedos y hacer cosas extraordinarias no sucede todos los días.

Tuve la inmensa fortuna de ser invitado a participar y esta vez lo hice con más confianza en mí mismo, que no es lo mismo que estar confiado porque todo es de verdad y puede hacer daño. El fuego quema, el cristal corta y la vara de hierro puede atravesarte la garganta, pero si lo haces con confianza y enfocándote en el objetivo saldrás totalmente ileso de las pruebas.


¿Y quién dijo miedo? Esta V representa la vida y la victoria de lo que fuiste capaz de hacer. Ahora nos queda integrar y recordar lo vivido y no permitir que nadie te diga que eso es imposible porque tú lo has hecho posible. GRACIAS...


viernes, 24 de junio de 2016

La cuenta atrás

Es como si una parte de mí, la que se cree limitada, estuviera recibiendo tanta información que se siente desbordada, negando a pesar de las evidencias lo que pasó porque tenía la creencia de que eso era imposible, y la otra parte de mí, la que se siente ilimitada, estuviera regocijado y con una sonrisa en la cara porque por fin está llegando la comprensión, la verdad de lo que ocurrió. Y ahora conviven las dos y comienza la cuenta atrás para la integración. Como diría Osho, no es una cuestión de aprender mucho sino de desaprender mucho.


Y la cuenta atrás también comienza para el evento del domingo. La primera vez que fui puse esto antes de ir: “y este domingo, mañana, tal vez haga cosas extraordinarias…pero hasta aquí puedo escribir porque ni yo sé lo que puede ocurrir…” Aunque ahora pueda tener una ligera idea de lo que pueda suceder, prefiero no escribir nada más porque nunca se sabe lo que puede pasar…

miércoles, 22 de junio de 2016

Sería maravilloso si...

Ya estoy inscrito y me estoy frotando las manos antes de escribir porque estoy muy entusiasmado. Esto va cogiendo forma y cada vez tengo más ganas de hacerla. ¡Madre mía, ya estoy inscrito! Y ahora es un buen momento para utilizar la frase sería maravilloso si… consiguiera llegar a la meta. Ganas no me faltan.


Y el libro también va cogiendo su forma y me encanta la sensación que estoy sintiendo durante todo el proceso. Sería maravilloso si… pudiera publicarlo en un futuro no muy lejano. Ganas tampoco me faltan :-)

martes, 21 de junio de 2016

Otra vez estoy de viaje

Si dormir fuera de casa es estar de viaje, otra vez estoy de viaje, ni más ni menos que al lugar que me vio crecer, a la cuna de mi infancia. Me encanta la sensación de no estar apegado a mi casa ni a ningún otro lugar, sino que voy rotando por la vida como si fuera un artista haciendo una gira. Al fin y al cabo, soy el artista principal de mi propia película. Cedo con todo mi amor mi casa por unos días y vuelvo a casa de mis padres a convivir con la familia, aunque mi madre ya me ha dicho que seguramente no me verá el pelo. ¿Dónde está realmente mi casa, mi hogar? Tal vez lo llevo conmigo allá donde vaya.


Por lo pronto hoy me he levantado y, cuando estaba preparándome un zumo de naranja, he dado las gracias por no necesitar la ayuda de mi madre. Recuerdo la de veces que me hacía el zumo un martes por la mañana, después de aquellas sesiones de belleza que me daban. Hoy soy yo el que se lo puede preparar con una sonrisa en la cara. 

Intuyo que esta semana será muy intensa y abriré bien los ojos para no perder detalle de todo lo que acontezca :-)

lunes, 20 de junio de 2016

Las azafatas tienen mucha paciencia

Personas que, por fin, permiten mostrarse tal y como son, expresándose sin límites y deleitándonos con su baile. Ese es uno de los muchos recuerdos que me llevo, sobre todo ese, ver la cara de felicidad de la otra persona al liberarse, pues a eso vinimos, a conseguir la libertad infinita. Libertad también tuvieron las otras personas para llorar, reír, sanar y cantar, porque también hubo canciones inesperadas que a unos crispaba y a otros emocionaba, un círculo dentro de otro círculo que se convirtió en el himno del retiro, pero ahí está la enseñanza, que el evento es neutro y si te produce conflicto sabrás emprender la acción adecuada: aceptarlo, cambiarlo o marcharte, pero siempre desde la paz. Y el silencio, por fin se hizo el silencio…



Y cuando cogemos el vuelo de vuelta siempre es una fiesta y he de reconocer que las azafatas tienen mucha paciencia. Es curioso pero, incluso dentro del avión, te puedes dar cuenta de tus creencias. Siempre es un buen momento para tomar nota de ellas.


jueves, 16 de junio de 2016

No es otra dieta más

Para aquellos que tengan algo de sobrepeso o para los que sientan que están en buena forma, hay otra dieta muy recomendable que consiste en dejar de decir “no puedo” o “tengo que” durante al menos un mes. Pruébala y empezarás a sentirte más ligero.


En julio me he propuesto empezar en el gimnasio para fortalecer la musculatura pero, mientras tanto, seguiré con esta dieta tan particular.

miércoles, 15 de junio de 2016

Para que entre lo nuevo

Dicen que para que entre lo nuevo, tiene que salir lo viejo, así que lo último ha sido una limpieza a fondo del armario. Cambios por dentro, por fuera y por todos lados :-)


Y también dicen que el éxito llega cuando tus sueños superan tus excusas, así que pon en la balanza las dos cosas y decide con qué te quedas.

martes, 14 de junio de 2016

Preguntas y respuestas

Y de un ejercicio del taller de escritura emocional salió esto:

1. ¿Qué puedo saber? Todo aquello que experimente se convertirá en mi sabiduría. La sabiduría no equivale a conocimiento, la sabiduría consiste en hacerlo.

2. ¿Qué debo hacer? Expresar mi sentir, descubrir mi propósito en esta vida y llevarlo a cabo.

3. ¿Qué me cabe esperar? No quiero saber lo que me cabe esperar. Quiero estar aquí y ahora sin saber lo que el futuro me deparará. ¿Quién dice que la incertidumbre sea mala? Tal vez es lo mejor que nos pueda pasar.


4. ¿Qué es el ser humano? Somos seres humanos y no hacedores humanos. Un ser humano es un ser que siente viviendo una experiencia terrenal.


lunes, 13 de junio de 2016

Encontré las llaves

Y después de un largo paseo por la playa, al llegar al coche me di cuenta de que había perdido las llaves. Hace cuatro años hubiera entrado en shock, corriendo de un lado para otro, intentando buscar sin saber por dónde empezar, cabreándome con el mundo y maldiciendo mi mala suerte.

Ayer, cuando me percaté de lo sucedido, lo primero que pensé es que tal vez no llegaría a tiempo al curso que quería asistir de oyente. Empecé a reírme al pensar que es la única llave del coche que tengo y que sería como buscar una aguja en un pajar. En lugar de quejarme, mantuve la calma y traté de buscar una solución, no dando por perdida la llave sin haberlo intentado antes. Entonces me acordé de que en un lugar concreto me puse a dar vueltas como un trompo bailando de felicidad. Tal vez estén allí, me dije, por lo que fui directo al lugar y a lo lejos divisé algo brillante sobre la arena. Podrían ser las llaves, confié, así que fui corriendo hasta acercarme lo suficiente y confirmar que efectivamente eran las llaves que ya casi estaban totalmente enterradas bajo la arena. Las cogí y salté de júbilo porque para mí fue mágico lo que sucedió. En lugar de atacarme me tranquilicé y la solución llegó un minuto después.


Tal vez fue suerte, tal vez mi nueva forma de tomarme las cosas, una llave que abre el candado de la libertad.

viernes, 10 de junio de 2016

Contagiar con la risa

Me pongo a bromear cuando estoy en natación, porque cada cierto tiempo nos cambian de monitor y siempre digo que van a interrumpir mi proceso de preparación para la travesía, aunque ahora que lo escribo, igual es una señal para decirte que no dependes de ningún monitor sino que sólo tienes que confiar en ti. Sea como sea, ayer me preguntó uno que por qué me reía y yo le respondí que porque era feliz, lo que hizo aumentar la dosis de ejercicios en lugar de rebajarla para que se me fuera la alegría. Eso sí, conseguí arrastrarlo con la risa también, jeje.

Y por aquí comparto una frase que me ha encantado:

“Nunca dejes que nadie te diga que no puedes hacer algo…ni siquiera yo, ok? Si tienes un sueño tienes que protegerlo. Las personas que no son capaces de hacer algo te dirán que tú tampoco puedes. Si quieres algo ve a por ello y punto.” (En busca de la felicidad)


Pues yo tengo un sueño y quiero protegerlo…

jueves, 9 de junio de 2016

La otra entrevista

Pues nada, por aquí voy a dejar el enlace de la entrevista que me hicieron hoy en el programa "La Maresía", donde me sentí muy bien acompañado. Un placer compartir ese rato tan saludable con ustedes y el maravilloso técnico de sonido cuyo nombre no recuerdo :-) Una vez más, ¡GRACIAS VIDA!


¿En serio?

Ayer salió por mi boca lo que tuvo que salir, aún siendo consciente de que no todo el mundo lo va a comprender, pero no puedo dejar de expresar aquello que viví. Esa fue mi experiencia y trato de contarla tal cual la sentí. ¿En serio? Sí, y lo digo sonriendo porque fue una experiencia transformadora que sigue cambiando mi vida.


El proyecto del libro sigue su curso y, como dije en la entrevista, si por la razón que sea no se llegara a publicar, que espero que sí, ya habrá merecido la pena porque me está aportando claridad a la hora de expresar. Y también quiero compartir algo de mi amiga Pepa…

“Uno escribe, pero el texto se realiza en el lector, le pertenece. La escritura es una manera de buscar al otro, de darse cuenta, de entregar el alma. Seamos nuestros propios lectores y así nos encontraremos, nos daremos cuenta, nos regalaremos nuestra propia alma”.

Gracias, no me canso de dar las gracias.

miércoles, 8 de junio de 2016

Noche apasionada

Estaba excitado y no por tener una noche de amor apasionada, pero sí por sentir una pasión que desbordaba mi corazón, así que salté de la cama y me puse a escribir de madrugada, como aquella vez que no podía dormir porque las palabras que resonaban en mi interior pedían a gritos ser expulsadas para hacer la carta de agradecimiento a la enfermedad. Anoche me volvió a pasar y quise plasmar en una libreta esto que ahora estás leyendo, porque muero de agradecimiento y sólo me pregunto si aún quedará espacio en mi corazón para agradecer todo lo que está por venir.


Yo, con bolígrafo y libreta y esas palabras que cazaba en el aire y que enjaulaba en el papel para que no fueran presa de mi olvido. Una relación perfecta. ¿Por qué soy tan afortunado? ¿Por qué la vida me está dando tanto? Sólo puedo decir gracias…

martes, 7 de junio de 2016

El rey y el peón

¿Es más feliz el rey que el peón? No necesariamente, lo que pasa es que hemos confundido la idea que tenemos sobre la felicidad y la asociamos más al bien-tener que al bienestar. Desde un punto de vista de posesión y pertenencias, el rey tiene muchas más papeletas para ser feliz que el simple peón, pero como la felicidad está relacionada con la libertad y bienestar, caben posibilidades de que el peón dé la vuelta a la partida y supere en felicidad a un rey obsesionado con buscar afuera y acumular riquezas.


Sea como sea, la cuestión es que en el tablero cada uno representará un papel. Unos serán peones y a otros les tocará soportar la corona de reyes, pero al final, una vez terminado el juego, el rey y el peón volverán a la misma caja. 

lunes, 6 de junio de 2016

Cuando estoy solo

La vida me está regalando mucha compañía pero, tal y como escribí en uno de los ejercicios del taller de escritura emocional que imparte Pepa González, cuando estoy solo aprovecho para estar en silencio, sin ruidos que interfieran ese momento mágico en el que, si escuchas atentamente tu sabiduría innata, puede darte la clave que necesitas y llegar a comprender mejor aquello que está sucediendo en tu realidad real o imaginada.



Y también me llegan regalos como el que me prometieron hace unos años y que fue todo un misterio. Da gusto ver el agua fluir, renovarse a cada instante. Gracias ;-)

viernes, 3 de junio de 2016

La silla caliente

Hoy quiero dedicarte unas palabras a ti, mi querido Ibán que te observo a cada instante. Gracias por haberte levantado de esa silla caliente que te desconectaba de la vida, gracias por tu coraje, por esa fuerza descomunal que sacas dando luz en la oscuridad, calmando la tempestad. Gracias por permitirte expresar, expresar lo que eres y expresar aquello que sientes. Sí, eres libre, estás libre. Me ha encantado observarte desde la quietud del sofá, viendo la película que te habías montado y cómo la vas desmontando. Todo un lujo estar en primera fila viendo este maravilloso proceso que estás pasando para sacar tus alas y por fin volar. Siempre agradecido, es parte de tu naturaleza ser agradecido, pero no te olvides de agradecerte a ti mismo esa valentía que has tenido para levantarte y caminar, porque todo te lo debes a ti mismo. Esa silla caliente ya no iba contigo, una silla que ardía y quemaba la vida que llevabas dentro.



Ahora a continuar viviendo la vida y, mientras, yo seguiré pasándomelo en grande observando tu camino totalmente neutro, porque pase lo que pase será una enseñanza lo que recibas de premio. Gracias, gracias por permitirte ser y estar.

jueves, 2 de junio de 2016

La VERDAD

Al acecho, como un zorro vigilando su presa porque es su naturaleza.  Está pendiente de un momento de debilidad para hincarte los dientes y lanzarte un dardo para que entres en el conflicto. Y lo coges, lo agarras, lo estrujas entre tus manos, porque eres tú el que lo coges y no el otro que sólo propone. Pero lo sueltas, desde que te das cuenta lo sueltas, lo despides amorosamente y le agradeces lo nuevo que has aprendido, porque con el conflicto es donde realmente se aprende. Te enseña la lección y desaparece.



Yo tengo mi verdad, él tiene su verdad, cada persona tiene su verdad y luego está la VERDAD, esa que nos hace callar. Tratar de imponer mi verdad sería tratar de tener la razón, la razón de la que hace tiempo renegué, esa razón que cambias por tu libertad. Esto es como un terremoto, que aguantan los cimientos pero es necesario renovarse por dentro, por eso desde hace unos meses estoy construyendo, emprendiendo acciones que tal vez escapen a la comprensión de las personas de mi alrededor o de las que antes formaban parte de mi entorno. Y siento que estoy construyendo un ambiente sano, pero esa es mi verdad, el otro tendrá su verdad, cada persona tendrá su verdad, una percepción de la realidad desde su nivel de consciencia y su interpretación será distinta a la mía, pero la mía no es mejor que las otras, la mía es igual de falsa que las otras, porque por encima de todos los puntos de vista está la VERDAD, esa que nos hace callar, que nos silencia y nos invita a dejarnos en paz… 


miércoles, 1 de junio de 2016

Las 12 etapas de la curación

De Murcia no sólo me traje el estómago lleno de comer cosas riquísimas, como los crespines o las verduras al horno, receta que anoté para intentar reproducirla en casa, aunque ya me han dicho que será muy difícil sin las verduras de la huerta murciana. También me traje de una revista el artículo “Las 12 etapas de la curación” que por aquí quiero compartir:

1. Aceptar el diagnóstico: no hay que rechazar el pronóstico dado por los médicos, sino aceptar que realmente existe una enfermedad o problema.
2. Replantear el problema que ha surgido (enfermedad, accidente, etc.): aprender a ver ese hecho trágico como un regalo.
3. Asumir la responsabilidad: aceptar que cada uno es responsable del origen del problema, incluso si se trata de una enfermedad.
4. Convertirse en la persona más importante: aprender a cuidarse y a pensar en uno mismo, antes que en los demás.
5. Buscar un objetivo irresistible: algo que siempre había deseado, pero que nunca antes había intentado conseguir.
6. Entender el mensaje: preguntarse qué es lo que le quiere decir su propio cuerpo, siendo la enfermedad el mensaje.
7. Limpiar el pasado: olvidar el anterior sistema de creencias y los problemas que este ha podido dejar en su pasado.
8. Perdonar: aprender a perdonar “un poco más”, tanto a los demás como a uno mismo.
9. Dejar ir: olvidar lo aprendido hasta ahora y aprender a ver las cosas de un modo distinto.
10. Desarrollar referencias internas: desear más las cosas, especialmente las que afectan a uno mismo.
11. Conexión espiritual: ver la curación como una metáfora de la conexión entre el cuerpo y la mente.
12. Vivir la vida: incluir tanto los éxitos como los fracasos en ese disfrute de la vida.


Pues eso, a disfrutar viviendo la vida…