viernes, 29 de enero de 2016

Empecé con miedos...

Empecé con miedos, pero poco a poco fui arrancando los miedos y comencé a plantar esperanza sin apenas tiempo para dejar la tierra en barbecho. No tenía tiempo para perder el tiempo. Lo tenía que hacer ya, ahora, sin dejar para mañana lo que podía hacer hoy porque no sabía si habría un mañana...


jueves, 28 de enero de 2016

Primero tú, después los demás

Antes de ponérsela a tu hijo recomiendan que primero te la pongas tú, porque en caso contrario te podrías marear o desmayar. Así se garantizaría la supervivencia de ambos…


Y por aquí dejo algo que acabo de leer…

“El egocentrismo está muy mal visto. Lo vemos como antagónico de cuidar del otro. Como dos caminos que no se cruzan nunca. Atenderse a sí mismo, cuidarse, conocerse o satisfacer las necesidades propias queda colocado en el cajón de la psicopatía, el narcisismo a la más pura de las maldades...”


No estoy de acuerdo, aún a riesgo de que me vuelvan a llamar narcisista, sigo pensando que lo primero que hay que hacer es amarse a uno mismo antes que amar a los demás, porque si no sabes amarte a ti mismo, tampoco sabrás amar a los demás. No olvidándote de ti mismo, darás lo mejor de ti a los demás…

miércoles, 27 de enero de 2016

Optimisten

Optimista, confiado, escribiendo sin prisas pero sin pausa para dejar constancia de una de las experiencias más importantes de mi vida…



Y una nueva experiencia fue también la de realizar un viaje en soledad, sin más compañía que la mía, convirtiéndose en un viaje diferente en el que hacer turismo quedó relegado a un segundo lugar. Como bien decían en la película que ayer comenté, el viaje aporta la felicidad, no el destino, así que la ciudad elegida, Copenhague, también quedó en un segundo lugar, porque lo que realmente me llenó fue lo vivido y no el destino. Sí, otra experiencia que anoto en mi casillero, la de hacer un viaje solo por primera vez. Altamente recomendable…

martes, 26 de enero de 2016

El Guerrero Pacífico

"El Guerrero Pacífico" fue una de las películas que me acompañó durante el viaje...


Fueron tantas las enseñanzas que saqué, que tengo ganas de verla otra vez. El conocimiento no equivale a sabiduría, la sabiduría consiste en hacerlo. Sí, es lo que siempre me han transmitido: lo que marca la diferencia es la experiencia que cada uno pueda tener, no lo que cada uno pueda llegar a saber...

Y otra de las muchas frases que me encandiló fue: No puedes rendirte ante tus sueños. Tienes que rendirte ante lo que no tienes y nunca tendrás: el control...

Es altamente recomendable. Yo la quiero volver a ver...

domingo, 24 de enero de 2016

Caminando sobre un lago helado

¿Si hago esto me voy a morir? ¿Hacer esto me va a producir una enfermedad terminal? Como la respuesta fue no, me lancé a caminar sobre un lago helado...


Tenía muchas ganas de hacerlo, pero siempre había algo que me frenaba por precaución. Esta vez no, esta vez caminé y el suelo no se desplomó...


jueves, 21 de enero de 2016

¡Salgan de la zona de cofort!

La anécdota del día fue encontrarme a un montón de patos apretujados nadando en un minúsculo círculo de agua...


Me salió decirles: ¡Muchachos, salgan de la zona de confort! Si supieran que quinientos metros más arriba había un gran canal con suficiente agua para todos, pero nada, ellos se estaban conformando con una minucia comparado con la inmensidad del mar. Sólo conocen ese círculo y no se atreven a salir. De todas formas parecían felices, tan contentos ellos con su círculo que cada vez más se va reduciendo por la helada. La risa no me pude aguantar por una ocurrencia como aquella. Una mujer pasaba por allí y, al verme sonreír, también le dio por reír, aunque con cara de asombro por pensar que unos patos nadando fueran la causa de tal alboroto...

miércoles, 20 de enero de 2016

Dos opciones

Tenía dos opciones: hacer lo que siempre suelo hacer o hacer algo nuevo, diferente. Me lancé a lo nuevo, a lo diferente...


Por eso salí del hotel sin la más remota idea de lo que ver. No sabía absolutamente nada, pero no me importaba. Salí con la intención de caminar sin rumbo, dejándome llevar, sin consultar el mapa ni el reloj, sin nada, sintieńdome totalmente neutro porque me daba igual ir por aquí que por allá. Cuando digo lo de neutro siento que es la primera vez que he experimentado la total neutralidad...


Al final no me perdí, no hizo falta ni consultar el mapa a la vuelta y mis manos lo agradecieron porque hace un frío que pela. Mejor guardadas en los bolsillos. Estoy vivendo la experiencia, por primera vez, de hacer un viaje solo o conmigo, como cada uno lo quiera ver. Siempre hay dos opciones que plasmo con la escritura mientras me mantengo en silencio. El silencio es lo único que tengo y doy gracias por ello...

martes, 19 de enero de 2016

La calidad del silencio

Y nada más llegar me topé con un libro que se titulaba "La calidad del silencio". ¿Será una señal de lo que me espera durante estos días?. No lo sé, a partir de mañana lo descubriré... 


Feliz noche para todos los seres sin ninguna excepción...

viernes, 15 de enero de 2016

Perdiendo la cabeza

Salvo que estemos frente a un espejo, la cabeza no nos la podemos ver. Intuimos que está ahí, incluso llegamos a percibir su silueta, la tocamos, pero no la vemos. Lo que vemos son las cabezas de los demás, que se traduce en cómo percibimos nosotros a los demás, porque ellos tampoco se ven sus cabezas. No sé, igual estoy perdiendo la cabeza, como el amigo que posa a mi izquierda...


Lo cierto es que la vida es un sí a todo, cada día es una nueva oportunidad y, la próxima semana, tendré la oportunidad de volver a hacer algo por primera vez. Feliz fin de semana...


jueves, 14 de enero de 2016

Aquello que no expreses...

Aquello que no expreses, lo expresarán tus órganos por ti, por eso es importante hablar y comunicarte. Y si encima eres consciente de que si te callas te hará daño, blanco y en botella…



Ayer, además de ir a meditación, una conversación me llenó un montón. Una mujer, después de 58 años, por fin estaba viviendo la experiencia de su vida, por fin sabía lo que era y lo que quería, por fin se sentía reflejada. Cuando creía que su vida ya estaba llegando al final, su vida acababa de empezar. Nunca es tarde si la dicha es buena…

miércoles, 13 de enero de 2016

Travesía a Nado El Río

¿De aquí al Río, no? Eso me dijo el monitor de natación después de acabar la clase de ayer, donde nadé unos 1.800 metros. Pues sí, ese es mi objetivo. Hace un mes aproximadamente le comenté la posibilidad de participar y, al mirarme con cara de circunstancias, le recalqué que mi intención no era ganar, sino llegar…


Con llegar me basta, ese es mi objetivo. A veces me sorprendo de las cosas que estoy haciendo, porque ni por asomo las hubiera hecho unos años atrás. Y las cosas surgen casi sin pensar. No sé, igual es que a todo estoy diciendo que sí, a todo lo que me llama la atención y que puede ser una motivación. El caso es que me he propuesto hacer la travesía de este año y será todo un reto. Sí, ese era uno de los retos de los que hablaba, aunque más que retos son objetivos, metas que me entusiasman…


Y si alguien me acompaña, como algunos ya me han dicho, será todo un aliciente y un plus para llegar a la meta. ¿Lo conseguiré? 

martes, 12 de enero de 2016

Dejar los miedos en la ducha

Ahora que estoy volviendo a leer el blog, sorprendiéndome en muchos casos por lo que en su momento llegué a escribir, estoy integrando como hábitos algunas cosas que aprendí…

Una de ellas es dejar los miedos en la ducha. Me encanta la sensación de ponerme cada mañana bajo la ducha y sentir cómo el agua caliente se desliza por toda mi piel, desde la cabeza hasta los pies, como si estuvieras bajo una cascada que te está arrancando los miedos…



Despréndete de todo aquello que no debe estar y comienza el día más ligero. Una nueva oportunidad está a punto de empezar…

lunes, 11 de enero de 2016

La ciudad verde llena de pájaros

Al margen de ser un museo al aire libre, sus árboles y pájaros también captaron toda mi atención…



¿Qué árboles son esos? Tanta curiosidad tenía, que no pude evitar consultar en Internet para enterarme de que realmente son pinos, pero están podados de tal forma que parecen otro tipo de árboles, más esbeltos y con una gran copa. Roma es la ciudad europea con más espacio verde público, así que por cualquier rincón podías disfrutar de esa vegetación, naciendo incluso en los lugares más insospechados…




Y los parques llenos de naranjos…



Y los pájaros, los pájaros nos recibieron nada más llegar al aeropuerto. No recordaba haber visto nada igual, un montón de pájaros volando en grupo sin parar, sin chocarse unos con otros, perfectamente sincronizados. Era tan bello el espectáculo, que inevitablemente inclinabas la cabeza hacia el cielo para verlos pasar. Llegaron incluso a cagarme en la cabeza en una de las ocasiones, pero no importa, la risa que me provocaron pensando cómo había llegado el chocolate a mi cabellera, bien mereció la pena…  


video

viernes, 8 de enero de 2016

Propósitos para el nuevo año

Ayer, después de más de una semana sin tocar la piscina, volví al ruedo y retomé los hábitos de lanzarme al agua y asistir a las clases de natación. Digo hábito porque la verdad es que ya lo tengo bastante integrado, que es asistir a natación dos días a la semana siempre y cuando esté en la isla, claro está. Aún así, el hecho de faltar algún que otro día por estar de viaje, hace que al principio te cueste un poco, porque incluso casi tomo la decisión de no ir y aplazarlo a la semana siguiente. Al final fui y me reconfortó haberlo hecho, porque si quiero mantener este hábito, un hábito saludable en este caso, la clave es ser constante practicándolo…


Mientras nadaba me puse a recordar lo que habíamos hablado en meditación, que para integrar un hábito en nuestras vidas lo importante es la constancia, practicarlo durante al menos 40 días de forma ininterrumpida, porque si no lo abandonamos por el camino y seguimos con nuestras viejas rutinas. Por eso, al empezar cada año, la gente se llena de propósitos y nuevas cosas que quieren realizar, pero son muy pocos los que las llevan a cabo con éxito…


El año no te hace feliz, tú haces feliz al año, así que no lo culpes de tu infelicidad porque tú eres el único responsable. Si el año pasado fue “horribilis”, pregúntate cuáles fueron tus pensamientos y da un giro radical a los mismos. Es una cuestión de actitud…

martes, 5 de enero de 2016

En un ratito llegarán...

El domingo por la tarde asistí a la llegada de los Reyes Magos en el pueblo del Islote. Decidí, sobre la marcha, acompañar a mis primos con sus hijos para ver de cerca el entusiasmo de los niños al entregar la carta a sus Majestades. Unos iban con Melchor, otros con Gaspar y el resto con Baltasar, y había otros que aunque su preferido era Melchor, terminaban yendo con el que estuviera libre en ese momento porque el objetivo era entregar la carta, daba igual si a uno o a otro…


¡Me pareció bonito! Tampoco es que lo vaya a repetir todos los años ni mucho menos, pero ir y verlo me hizo arrancar alguna sonrisa, me hizo recordar ese entusiasmo de cuando yo también era chico…

Últimamente me entusiasmo mucho con la llegada de los Reyes Magos. Ayer me dijo una amiga que ella creía en los Reyes Magos. Anda, y yo también, le respondí, y además sé de buena tinta que te conceden aquello que deseas. Sí, lo sé, porque lo he vivido. Pon todo tu empeño en conseguir aquello que deseas, da lo máximo de ti y ten fe y confianza en lograrlo. Al fin y al cabo, tú mismo eres los Reyes Magos…


Queridos Reyes Magos, esto es lo que deseo: seguir teniendo la salud que tengo y poner todo mi empeño en lograr aquello que me está motivando, mis dos grandes retos, que si no salen este año saldrán para el siguiente año, pero continuar con ellos mientras me sigan motivando. También iba a pedir claridad a la hora de tomar decisiones, porque a veces no sé muy bien qué decisión tomar, pero yo mismo me estoy riendo porque qué es lo correcto o lo incorrecto. Decida lo que decida, un aprendizaje será y siempre habrá opciones de rectificar. Pues a seguir caminando, a seguir decidiendo, incluso a decidir no decidir y que la vida te lleve y tú te dejes ir. Ah, y un viaje, por qué no, un viaje que me haga emocionarme nada más subir al avión ¿Son tres cosas, no? Por pedir, que no quede, jeje. Bueno, acabo ya, que en un ratito llegarán…

lunes, 4 de enero de 2016

La bella (deliciosa) Roma

Con la excusa de que el cuerpo es nuestro vehículo y hay que cuidarlo, me pasé todo el día echándole gasolina para seguir disfrutando de los bellos rincones de la ciudad. Además, se me intensifica el apetito cada vez que viajo, pero de una forma asombrosa. Cada vez que acababa de comer decía que no iba a comer nunca más, pero al rato mi cuerpo ya me estaba avisando para repostar…


Claro, mientras escribo me acabo de acordar que el universo no entiende la palabra “no”, como si la omitiera o no la oyera, por eso comía, comía y comía, porque lo de que no iba a comer nunca más, se traducía en que iba a comer más y más y más…


Bromas aparte, la comida siempre ocupa un rol protagonista en mis viajes. Me gusta probarlo todo, sobre todo lo típico del lugar, como las “lenticchie”, lentejas con cerdo, que acostumbran los italianos a comer la noche de fin de año para atraer el dinero y la buena suerte. Al final no las encontré o me olvidé en ese momento de pedirlas, pero del resto lo probé casi todo…


Me pensaba poner a régimen nada más llegar, pero ayer me dijeron que tengo el guapo subido, la cara rellena, guapo de verdad. Pues oye, igual ya no me pongo a dieta…